¡Mujer! ¿Sabías qué para emprender no hay edad?

Emprender no tiene edad ni género, solo necesitas pasión y visión

En el Día Internacional de la Mujer presentamos la historia de Elina Moya Malavé, quien, con sus 72 años, es la mejor expresión de que no hay una edad predeterminada para emprender y conquistar sueños.

Me llamo Elina Moya Malavé, soy de Venezuela. Fui la segunda de 4 hermanos y vengo de una familia de emprendedores. Estudié Psicología, me desempeñé profesionalmente por 40 años en el área técnica de recursos humanos y la docencia universitaria”.

Así empieza su historia Elina, quien nos cuenta con una sonrisa de complicidad que desde niña le gustó pintar, convirtiendo esa actividad artística en un escape para ella, y a su vez en una motivación para emprender.

Desde su llegada a España ha manejado diferentes opciones sobre qué actividad emprender. Por ello, comenzó elaborando libretas artesanales, dulces caseros con las naranjas sevillanas. Por último, y definitivo, accesorios para mujeres en tejidos crochet.

Elina, es una de esas heroínas anónimas que lucha por hacerse su espacio en el mundo, sin importar el momento en que esté su vida. Ella ha sido madre, esposa, hija, hermana y ahora abuela, cumpliendo múltiples roles que le han dejado unas vivencias maravillosas que son las que comparte ahora con nosotras.

El arte de emprender

“He emprendido en la elaboración de accesorios tejidos, como una forma de expresión artística, la cual actualmente combino con la pintura y la escritura. Soy creativa, laboriosa, no puedo dejar emprender”.

De allí, que Elina ahora se ha embarcado en un nuevo proyecto: escribir un libro sobre turismo gastronómico, donde expresa con recetas fáciles de hacer sus vivencias en los diferentes lugares donde le ha tocado vivir, porque como ella misma dice: “la vida es una exploración constante no termina cuando uno llega a mi edad”.

¿Por qué emprender ahora?

El proceso de emprendimiento para mi ha revolucionado mi vida. Moviendo todas mis simientes y dando un gran aliciente de vida. Es como tener la oportunidad de regresar a mis 17 años para escoger una carrera universitaria o un master.

Explica que emprender ahora ha sido un viaje a la intimidad, para identificar lo que realmente le atrae, aclarar prioridades, talentos y pasiones. Contando ahora con una serie de recursos ausentes en su juventud como son las nuevas tecnologías que facilitan el camino del emprendedor.

Aprendiendo a emprender

“Participé en un programa de microcréditos llevado por la Fundación Sevilla Acoge. Bajo la supervisión de Rosalina Uribe, he asistido a diversas formaciones para poder clarificar la idea de lo que quería, aplicando el modelo Canvas”, explica esta emprendedora con entusiasmo.

Al culminar su proceso formativo, Elina obtuvo un microcrédito de la Fundación Sevilla Acoge. Además, simultáneamente recibió capacitación por parte del CADE Proyecto Lunar, en lo referente a modelos de negocio, transformación digital, la marca en las Redes Sociales y conoce tu cliente en la web.

Hecho a mano

Elina resalta que en sus productos lo hecho a mano con la técnica milenaria del tejido, es su sello diferenciador. Además, en cada pieza que elabora usa materiales de fibras naturales. “Me inspiro en el arte, la naturaleza, el equilibrio y la armonía al momento de crear”, destaca con pasión.

Para quienes deseen conocer sus creaciones, la pueden buscar en Facebook (elinamoyadiseños&tejidos), Instagram (elinamoyatejidos) o en su página web: elinamoyadiseños&tejidos. También, pueden contactar con ella por correo electrónico (elinamoya@hotmail.com).

En esas coordenadas digitales descubrirán el arte de esta mujer, quien busca con sus pendientes, collares, pulseras, tobilleras, gorros, bufandas, tops, chalecos, entre otros productos, conectar con nosotras y promover:

  • El bienestar femenino a través del auto reconocimiento.
  • Promocionar los valores del tejido a crochet.
  • Promover el concepto de consumo responsable.

Transmite valores como:

  • Honestidad
  • Consumo responsable
  • Modelos únicos
  • Energía renovadora 
  • Comercio justo
  • Hecho a mano
Nos deja 3 Consejos
  • Conocer al cliente. Preguntarnos qué sabemos de ellos.
  • Guiar tu proyecto a través de la técnica del círculo de oro.
  • Identifica tus productos. Elina, por ejemplo, tiene el lema: “Pará mujeres progresistas que tienen la necesidad de sobresalir y sentirse bien”.
Trabajar el desapego

A Elina en noviembre del 2016 le tocó acompañar a su hija y dos nietos (11 y 13 años) a instalarse en Madrid, España, para cursar un master en Arquitectura Bioclimática, pero la fuerte devaluación que sufrió la moneda venezolana en esa época las obligó a pedir asilo y por ende no pudo regresar a Venezuela.

Vivimos 5 meses en Madrid y luego nos trasladaron a Sevilla. En el 2017, por 7 meses, estuvimos en un Centro de Acogida para Refugiados (CAR), donde compartimos con personas de diferentes culturas y establecimos fuertes lazos de amistad”, destaca de sus vivencias de inmigración en España.

En su proceso ha estado respaldada por el Ministerio de Relaciones Interiores (CAR), la Cruz Roja Española y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Además, recibió el apoyo de organizaciones sin fines de lucro como Fundación Sevilla Acoge, ONGD Mujeres en Zona de Conflicto, Fundación CEPAIN, Fundación Radio ECCA, entre otras.

“Por la edad que poseo se me ha hecho difícil realizar algún tipo de actividad laboral, ya que en España la edad máxima para trabajar es 67 años. Sin embargo, logré participar como figurante en una serie cinematográfica inglesa y en 3 películas españolas, al igual que como locutora en algunos proyectos de EMA-RTVA, Asociación de Emisoras Municipales y Ciudadanas de Andalucía de Radio y Televisión”, enumera así parte de sus iniciativas en diversos campos.

Elina siempre se ha mantenido activa, asistiendo a diferentes talleres de mejoramiento personal, contra la violencia de género, arreglo y confección de prendas, formación radiofónica, inglés, marketing, venta online, entre otros.

Por otra parte, ha realizado voluntariado, primero en la biblioteca del CAR. Después, en la unidad de trabajo social de la Universidad de Sevilla, donde participó por un semestre en el programa Respiro Familiar, que consiste en el acompañamiento de jóvenes con discapacidad en actividades de recreación durante los fines de semana.

La incesante actividad diaria de Elina no para, se reinventa cada día en un intento de readaptarse en esta nueva etapa de su vida como inmigrante. Ella reconoce que “el trabajo verdadero para superar la experiencia traumática de la inmigración es individual, es aceptar que lo que dejaste es para bien, es trabajar el desapego”.

Por ello se despide con una reflexión:

Inmigrar es también una oportunidad de replantearte la vida, pero con un mayor bagaje de experiencias y madurez ¿Cómo lo afronté? Primero, sintiéndome feliz por tener una nueva oportunidad en la vida, leyendo literatura, estudiando inglés, arte, historia y geografía de España. Ofreciendo mis servicios para ocupar mi tiempo, manteniéndome activa y sintiéndome útil. Viviendo a tope cada experiencia. Y sobre todo muy agradecida por permitirme tener una mejor calidad de vida”.

Espero que la historia de Elina, y su emprendimiento, nos sirva de inspiración a todas que las que soñamos con empoderarnos de nuestras vidas, a través de un proyecto que nos llene y motive. La mejor lección que nos ha dejado, es que nunca es tarde para reiniciar nuevos caminos y reconquistar viejos sueños.

Si les gustó las vivencias de esta emprendedora innata apreciaría sus comentarios. De más esta decirles que esta sección de “Mujeres emprendedoras” está a la orden para difundir los emprendimientos de las mujeres inmigrantes que se abren paso en el mundo.

mujer emprendedora
Escrito por Angélica Hernández Rodríguez @EspaciosFemeninos

Compartir:

Comentarios

  1. […] compartieron sus historias conmigo en este blog. Por ello, a ti Carla, Romina, Daniella, Pracedis y Elina les deseo suerte en sus emprendimientos o sencillamente en cualquier iniciativa que estén […]

  2. Carmen Gavilán Guzmán dice:

    Gracias por compartir esta experiencia.

    1. Angélica dice:

      Gracias a ti por tomarte un tiempo en leer mi blog. Estamos para compartir saberes y experiencias que nos aporten en crecimiento integral a las mujeres!!

  3. Carmen Gavilán Guzmán dice:

    Me infunde una profunda admiración.

    1. Angélica dice:

      Elina es una mujer admirable con una profunda fe en la vida y en el emprendimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.